Blog

Reconocen el derecho de una enfermera del 112 a cobrar la prestación por riesgo durante lactancia

Así lo ha considerado la Sala de lo Social del Tribunal Supremo en una reciente sentencia de la que  ha sido ponente la Excma. Sra. D.ª María Lourdes Arastey Sahún.

La sentencia estima el derecho de la enfermera del 112 a cobrar la prestación por riesgo durante la lactancia natural al haber acreditado que su actividad laboral aumenta el riesgo de tener incidencia en la lactancia, prestación que había sido denegada por el INSS y confirmada dicha denegación tanto por un Juzgado Social de Toledo como por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha.

El Tribunal Supremo aclara que lo que se busca con esta prestación es proteger a la trabajadora que, por el tipo de trabajo, ya sea por horarios como por la actividad, pueda tener riesgos para la lactancia natural que obligan a la empresa a suspender el contrato mientras el menor no alcance nueve meses si no ha podido adaptar las condiciones o el tiempo de trabajo ni cambiar a la trabajadora de puesto de trabajo, circunstancia que no se dio en este caso.

La Sala revisa la doctrina jurisprudencial actualizándola a la del Tribunal de Justicia de la Unión Europea e impone al empresario la obligación ya sea de manera directa o por medio de los servicios de prevención de realizar una evaluación específica y atendiendo a las circunstancias individuales de la trabajadora para determinar si su salud o la de su hijo están expuestas a un riesgo, llegando a la conclusión que de privar de esta evaluación y protección implica una discriminación por razón de sexo ya que “no se puede tratar del mismo modo a una trabajadora en periodo de lactancia que a cualquier trabajador”.

En base a la anterior doctrina, estima el recurso de la trabajadora al considerar que “en este caso se realizó una evaluación de riesgos que recoge todos aquéllos que concurren en el puesto de la recurrente; pero que, no obstante, no hace particular mención ni precisión sobre la afectación de las condiciones del puesto sobre la eventual situación de lactancia de la trabajadora”.