Blog

No se aplica el nuevo baremo a siniestros anteriores a la entrada en vigor de la ley 35/2015

Tras la entrada en vigor el pasado 1 de enero de 2016 de la Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, en la que se modifica el llamado “baremo de tráfico”, nuestros Tribunales se han visto envueltos en la problemática de su aplicación en supuestos en los que el hecho  objeto de demanda es anterior  a la entrada en vigor de la norma y el procedimiento judicial se inicia con posterioridad.

Con independencia de su aplicación directa en los siniestros derivados de accidente de tráfico, no es ocioso recordar que el baremo de la Ley 35/2015 no se limita únicamente a este ámbito, pues, como ha señalado reiteradamente la jurisprudencia, este baremo es también aplicable, con carácter orientativo, a otros supuestos de daños indemnizables sufridos por las personas, como son supuestos de responsabilidad médica, de accidentes de trabajo…

De hecho, el artículo 34.2 de la Ley 40/2015, respecto a la indemnización en los supuestos de responsabilidad patrimonial de la Administración, establece que: “En los casos de muerte o lesiones corporales se podrá tomar como referencia la valoración incluida en los baremos de la normativa vigente en materia de Seguros obligatorios y de la Seguridad Social”.

A la hora de analizar la problemática sobre su aplicabilidad, debemos remitirnos a la Disposición Transitoria donde se analiza el ámbito de aplicación temporal y se determina que: “El sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación que establece esta Ley se aplicará únicamente a los accidentes de circulación que se produzcan tras su entrada en vigor”.

En base a la literalidad de la norma, Asjusa Abogados viene defendiendo en estos casos que la disposición transitoria única de la ley 35/2015 diferencia claramente entre los accidente anteriores y posteriores al 1 de enero de 2016, esto es, tiene en cuenta un criterio, -el del momento de producción del hecho generador de la responsabilidad-, de la transitoriedad del derecho sustantivo y no del procesal (momento de la demanda), por lo que el denominado “nuevo baremo” solo se debe aplicar para aquellos siniestros cuyo hecho generador es posterior a la entrada en vigor de la norma, es decir, el 1 de enero de 2016.

La postura anteriormente citada, es admitida de manera mayoritaria por nuestros Tribunales, tanto del orden civil (Audiencias Provinciales como la de Córdoba o Toledo, Juzgado de Primera Instancia como el nº 9 de Palma de Mallorca…), como contencioso-administrativo (Tribunales Superiores de Justicia tales como el del Principado de Asturias o Castilla y León y Juzgados de lo Contencioso-Administrativo como el nº 1 de Málaga, nº 2 de Ciudad Real, nº 1 de Pamplona…).