Blog

Las diez demandas más absurdas del año en Estados Unidos

Como cada año, el Institute for Legal Reform (ILR), una unidad de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos ha publicado su lista de las diez demandas más ridículas presentadas durante el año 2016.

Para la realización de su ranking, la ILR las elige por votación popular realizada a través de su sitio web http://www.facesoflawsuitabuse.org/  en la que se publican diferentes demandas que se caracterizan por lo absurdo de las mismas.

La intención de IRL con este ranking es poner de manifiesto el abuso del sistema por parte de los consumidores y abogados que presentan este tipo de demandas.

Dentro de las 10 demandas más absurdas del año, destacan entre otras la presentada contra la  Educational Testing Service y el College Boarel, entidades que se encargan  de elaborar el SAT (prueba de acceso a la universidad en USA) por la repercusión que tuvo un error tipográfico.

Igualmente, destaca en el 8º puesto  la demanda presentada contra el equipo de futbol americano de la Universidad de Nebraska por lanzar globos de color rojo, tradición que se realiza  tras conseguir un touchdown, al considerar que el lanzamiento de globos era perjudicial para la salud y el medioambiente, a pesar de que los globos son ecológicos y biodegradables.

En el 4º puesto se encuentra la disputa entre un fotógrafo y la protectora de animales (PETA) por los derechos de autor de una foto realizada por un mono con la cámara de un fotógrafo profesional.

En un primer momento,  los derechos de autor  los reclamó el fotógrafo, siendo demandado por PETA alegando que en realidad era el mono y no el fotógrafo quien ostentaba dicho derecho al haber sido éste quien realizó la foto, considerando por ello que es el animal el beneficiario de los ingresos por el uso de la fotografía.

La demanda fue desestimada sobre la base de la postura de la Oficina de Derechos de Autor que considera que solo pueden ostentar dicho derecho los seres humanos.

Actualmente la demanda se encuentra pendiente de que el Tribunal de Apelación de California resuelva el recurso de PETA que se centraba en que determinados derechos (derechos de autor y otros derechos de propiedad) se extiendan a los animales «más allá de las necesidades básicas de comida, refugio, agua y cuidado veterinario».

En el tercer puesto, encontramos a un peatón que fue indemnizada en como consecuencia de una caída sufrida  tras chocarse contra una escalera plegable perfectamente señalizada mediante conos, mientras escribía un mensaje de texto en su móvil.

En este caso, a pesar de la existencia de un vídeo que probaba que la perjudicada había pasado anteriormente por ese mismo lugar y que se encontraba escribiendo un mensaje de texto, un jurado considera que la demandante era únicamente responsable en un 8% de la caída, fijando por ello una indemnización de 161.000 dólares sobre el total de 175.000 solicitado.

En segunda posición, encontramos la desestimación de una demanda colectiva frente a una empresa de cacao de labios, en la que se reclamaba por la falta de producto en el fondo de la barra.

En este caso, los abogados alegaban que la empresa de barras de cacaos de labios engañaba al consumidor ya que no toda la barra contenía el producto.

El Tribunal de Apelación de California desestima la demanda y considera que en el etiquetado consta expresamente cuanto producto hay y que la parte de abajo es necesaria para el correcto funcionamiento de la barra, considerando que no es engañoso y que cualquier consumidor razonable entiende el funcionamiento de estos tubos.

Finalmente, la demanda más absurda del año para el Institute for Legal Reform (ILR) corresponde a dos reclamaciones presentadas contra Starbucks.

Una de ellas se demanda porque los cafés con leche contienen un cuarto de pulgada (6 milímetros)  de espuma en vez de café; mientras que la otra demanda frente a Starbucks se centra en el exceso de hielo que se pone en el café con hielo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.