Blog

La notificación de la firmeza del auto de sobreseimiento no tiene efectos de cara a la prescripción

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, sede Sevilla, ha dictado recientemente una sentencia por la que desestima el recurso de apelación presentado frente a una sentencia dictada por un Juzgado de Sevilla que desestimaba la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración al considerar prescrita la acción.

El tribunal andaluz confirma la sentencia de instancia y admite los argumentos esgrimidos por Asjusa Abogados, al estimar prescrita la acción de responsabilidad patrimonial de la Administración al considerar que la reclamación previa se presentó más de un año después de que se dictase el Auto de sobreseimiento de las Diligencias Previas instruidas por los mismos hechos objeto de la pretensión administrativa.

La parte actora basaba su pretensión relativa a la no prescripción de la acción en el hecho de que la firmeza de la resolución que archivaba las actuaciones penales se le notificó en un plazo inferior al año fijado por el artículo 142.5 de la Ley 30/1992 en vigor en la fecha de hechos.

Si bien la alegación de la parte apelante tiene fundamento sobre la base del artículo 779.1.1ª de la Ley de Enjuiciamiento Criminal respecto a la necesidad de notificar el Auto de sobreseimiento provisional, la Sala considera que no es de aplicación dicho precepto a este supuesto puesto que los reclamantes conocían que se habían instruido Diligencias Previas como consecuencia de la necesidad de realizar autopsia y a pesar de ello, decidieron no personarse en dichas diligencias.

Así, la sentencia establece: “no podemos dejar de tener en cuenta la especialidad del caso. Así, pese a que los apelantes necesariamente tuvieron que tener conocimiento de las diligencias penales, dado que tuvieron que esperar a la autopsia, nunca se personaron en ella ni se mostraron parte como perjudicados, ni nadie sostenía la existencia de un delito, ya que lo que resulta de la autopsia es una muerte natural, por lo que, en principio, no había que notificarles el auto de archivo”.

Por tanto, la sentencia considera que en este caso: “ desaparecido el impedimento objetivo para el ejercicio de la acción, por razón de la prejudicialidad penal, se inicia el cómputo de la prescripción, y desde la firmeza de dicho auto hasta la presentación de la reclamación ha transcurrido ampliamente el plazo de prescripción previsto por el artículo 142.5 de la Ley 30/1992”.

En consecuencia, la sentencia no causa ninguna indefensión, ya que, conociendo los reclamantes

la existencia del procedimiento penal, en cualquier momento pudieron tomar conocimiento del archivo, sin que puedan demorarse a voluntad el inicio de un plazo retrasando la toma formal de conocimiento de dicho archivo.