Blog

Imprudencia del trabajador como causa exclusiva del accidente laboral: ausencia de responsabilidad del empresario

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia ha desestimado el recurso de suplicación interpuesto en nombre de una trabajadora de un hospital madrileño con motivo del accidente laboral sufrido, por el que presenta secuelas en el tercer y cuarto dedo de la mano izquierda, no invalidantes.

El fallo dictado en primera instancia por el Juzgado de lo Social nº 1 de Madrid, que es confirmado en segunda instancia, rechaza la pretendida relación de causalidad entre la falta de adopción de medidas necesarias para prevenir o evitar el riesgo, por parte del empresario, y el daño originado, entendiendo que éste se produjo por el golpe que un paciente propinó a la puerta de la habitación, cuando la trabajadora tenía apoyada su mano en el quicio de la puerta.

Conforme a la prueba practicada (entre la que se encuentra la evaluación de la actividad preventiva del hospital) se llega a la convicción de que el daño se produjo por la conducta de la trabajadora, el cual, además podría haberse evitado si no hubiese colocado sus manos en el quicio.

Se descarta, por tanto, la existencia de nexo de causalidad entre el daño y las acciones u omisiones que se imputan al empresario.

 

Por tanto,  la responsabilidad derivada de accidentes de trabajo es subjetiva y requiere prueba de la culpa del empresario, de la relación causa y efecto entre la misma y el daño originado