Blog

El consentimiento de un abonado telefónico a la publicación de sus datos abarca también su utilización en otro Estado miembro

El Tribunal de Justicia de la Union Europea (TJUE) dictó sentencia el pasado 15 de marzo del 2017,  asunto C-536/15 Tele 2 (Netherlands) BV, Ziggo BV y Vodafone Libertel BV / Autoriteit Consument en Markt (ACM), por el que resolvió una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal nacional de los Países Bajos, en la que se interpretaba la Directiva relativa al servicio universal.

En el supuesto de hecho, una mercantil belga prestaba servicios de información sobre números de abonados y suministro de guías accesibles al público desde Bélgica. Dicha sociedad solicitó a las empresas que asignaban números de teléfono a abonados de los Países Bajos  que pusieran a su disposición datos personales relativos a sus abonados, sobre la base de una obligación prevista en la normativa neerlandesa, traspuesta de la Directiva europea relativa al servicio universal. Estas empresas, con base en la inexistencia de esa obligación, se negaron a suministrar tales datos de sus abonados.

Ante este contexto, el Tribunal nacional planteó cuestión prejudicial al TJUE, cuestionando si estas empresas estaban obligadas a poner los datos relativos a sus abonados a disposición de un proveedor de servicios de información cuando, éste, se hallaba establecido en otro Estado miembro, y si, en caso de respuesta afirmativa, procede dejar a los abonados la posibilidad de dar o no su consentimiento en función de los países en los que presta sus servicios la empresa que solicita estos datos.
El TJUE, en lo que al asunto de protección de datos se refiere, resolvió sobre la base de que la transmisión de dichos datos a otra empresa, aún sita en otro Estado miembro, sin que dicho abonado haya renovado su consentimiento, no atenta a la esencia  del  derecho  a  la  protección  de  datos  de  carácter  personal que reconoce la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Lo anterior porque, para el TJUE, cualquiera que sea su lugar de establecimiento en la Unión,  la  empresa que  presta  un  servicio  de  información  sobre  números  de  abonados  y  de suministro de  guías  accesibles al público opera en  un  marco  reglamentario ampliamente  armonizado,  que  permite  garantizar  en  toda  la  Unión  el  mismo  respeto  de las  exigencias  en materia de protección de datos personales. Por  ello, no  es  preciso  que  la  empresa  que  asigna  números de  teléfono a  sus  abonados formule nuevamente la  solicitud  de consentimiento, en función del Estado miembro al que dichos datos pueden ser transmitido por la misma.
En conclusión, el TJUE reitera nuevamente la armonización existente en la Unión en materia de protección de datos, armonización que tras la reciente entrada en vigor del Reglamento, se halla en proceso de unificación.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.