Blog

Absuelven a un empleado por el barrido de información y la anulación claves

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado una sentencia por la que estima parcialmente el recurso de apelación formulado por un empleado despedido y le absuelve del delito de daños informáticos al no poder cuantificar el alcance de los daños.

Los hechos tienen su origen en el despido de un directivo de una empresa de gestión on-line de patrimonios, quien como venganza decide anular las claves de acceso a las cuentas en el servicio publicitario Google Adwords y ordenó el barrido masivo de toda la información y campañas de publicidad de la empresa y del servicio de gestión de proyectos Uinfudle.

Asimismo, envió correos a clientes en el que aparte de incluir listados de clientes con el patrimonio invertido y las pérdidas sufridas, informaba  de manera falsa sobre la entrada en concurso de acreedores de la empresa.

La Sala estima parcialmente el recurso del ex empleado y revoca el fallo en relación al delito de daños informáticos, confirmando el relativo a las injurias graves.
La estimación parcial del recurso de apelación se fundamenta en que la empresa no ha acreditado que el barrido masivo de información le ha producido un daño grave, siendo éste requisito del tipo del artículo 264 del Código Penal.

De cara a determinar la gravedad del delito de daños informáticos, la Sala considera que debe valorarse caso por caso y atenerse a una serie de criterios, tales como la posibilidad de recuperar los datos, la complejidad técnica en su caso de la recuperación y el valor del perjuicio sufrido por el titular de los mismos, tanto en lo relativo al daño emergente como al lucro cesante.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.